El método

Las Malas Lenguas creemos que para aprender un idioma lo más importante es hablarlo. Conocemos de primera mano lo difícil que es animarse a usar ese inglés medio oxidado que se enseña en la escuela, por eso nuestro objetivo principal es perder ese miedo, liarnos la manta a la cabeza y empezar a hablar desde el principio, sin que nos importe equivocarnos. Así es como se aprende.

Nos encargaremos de hacer del aula un espacio divertido, dinámico y creativo. Cuando os empecemos a conocer nos encantará incluir en las clases los temas que más os gusten. No rehuiremos ningún debate, porque creemos que cuanto más interés en los contenidos, más ganas de comunicar habrá, y por tanto más práctica del idioma. Además, sabemos que estamos viviendo tiempos de cambio, de mucha creatividad y muchos estímulos, así que estaremos encantados de debatir con vosotros sobre cualquier tema (eso sí, en inglés).

Vídeo El Mundo

Conoceremos también muchas cosas de quienes utilizan el inglés como primera lengua, y esto significa países anglosajones pero también multitud de comunidades procedentes de terceros países que han hecho suya y enriquecido la lengua de Shakespeare.

Y una de nuestras apuestas fuertes: queremos aulas abiertas, de las que podamos salir a explorar el Madrid que habla inglés y en las que dejemos entrar a gente de habla inglesa con la que practicar todo lo que estamos aprendiendo. Cuanto más real, mejor.

Todo esto apoyándonos en materiales propios, artesanales y muy cuidados, tanto físicos como virtuales, con los que ir desarrollando nuestras actividades en los cursos. Los grupos no serán de más de 8 personas para asegurarnos de que todos tendremos la oportunidad de aprender, de hablar, de preguntar, de enseñar…

En resumen, las clases de inglés pueden ser divertidas, y te lo vamos a demostrar.