Cosas de Madrid

España según los viajeros románticos

Posted by on Nov 14, 2013 in Cosas de Madrid, Literatura, Viajes | 2 comments

España según los viajeros románticos

Manucristo encontrado en Zaragoza es un libro escrito por el viajero polaco Jan Potocki a finales del siglo XVIII, aunque ambientado en la primera mitad de ese siglo. Se trata de un relato ambientado en el Sur de España, que antecede a los viajeros románticos que dejaron testimonio de su visión de España en los siglos XIX y XX. Pequeñas historias que hablan de mundos mágicos, hechicerías, encantamientos, brujerías y otras maravillas en una época en la que el pensamiento científico-racional y una de sus herramientas ‘Made in Spain’ más crueles, el tribunal de la Inquisición, había prácticamente eliminado cualquier vestigio de saber mágico/espiritual. No vamos a entrar aquí y ahora a valorar la veracidad de estos episodios, aunque conociendo la influencia de la razón ilustrada y la masonería en Potocki, estamos tentados de interpretar ciertos pasajes como maneras simbólicas de marcar negativamente la diferencia, y aquí tenemos a moriscos embrujados, gitanos antropófagos, judíos cabalistas malintencionados, bandoleros malvados… Posiblemente algo de esto hay, pero no seré yo quien se atreva a interpretar lo que no podemos explicar facilmente solo como metáfora de la realidad más material. Pero por ir al grano, lo que sí tenemos claro es que Jan Potocki era un personaje de lo más interesante, erudito aristócrata polaco e incansable viajero. El Sur de Europa y el Norte de África fueron sus destinos preferidos, y a los que dedicó más páginas: Italia, Túnez, Marruecos, Turquía y España (sobre todo Andalucía) son lugares donde encontró inspiración, contactos y a los que dedicó muchas páginas, a caballo entre la antropología, la ficción y la historia. Pero también tuvo tiempo de conocer China en una colosal expedición científica compuesta por cientos de personas y de ser asesor consejero privado de Alejandro I en San Petersburgo, colaborando en la gestión del Imperio Ruso. Jan Potocki es, como decimos, uno de los pioneros de la mirada romántica al territorio español, pero no el único. El Instituto Cervantes y Google nos invitan a encontrar otros escritores con parecidas inquietudes, aunque de diferente procedencia, en la exposición virtual: “La imagen de España en los viajeros extranjeros”, que se nutre de más de 240 libros de viajes realizados por autores anglosajones entre 1750 y 1950, con impresiones y anécdotas sobre España y las diversas gentes que la han habitado. De entre los bloques temáticos en que se divide esta exposición virtual nos seduce especialmente la sección Territorios, en la que podemos leer impresiones organizadas por comunidades autónomas, y hay otros bloques (Carácter, Tópicos, Mujer, Arquetipos), en los que podremos entretenernos con los estereotipos, más o menos marcados, con los que el mundo anglosajón ha venido “obsequiando” a los españoles durante esos dos siglos. Quizá nos ayude a conocernos más, y también nos ayude a entender más a quienes los usan y los reproducen. Todo un conjunto de experiencias de des/encuentro entre culturas siempre interesante, y más aún en tiempos como los presentes, en los que vuelven a tomar protagonismo ciertas ideas más o menos estereotipadas que en muchos casos alimentan el distanciamiento entre norte y sur de Europa. Os dejamos el link para que os dejéis maravillar entre otras muchas cosas por los valles de las Alpujarras, los bandoleros de Sierra Morena, las costumbres ancestrales de los campesinos del norte peninsular y las tabernas de los incipientes núcleos urbanos del siglo XIX, y principios del XX. Tabernas donde afortunadamente aún podemos tomarnos un buen vino, y permitir que la magia, siquiera fugazmente, vuelva a echar un pulso a la...

Read More

Los mil nombres de las calles de Madrid

Posted by on Oct 10, 2013 in Cosas de Madrid | 0 comments

Los mil nombres de las calles de Madrid

Las calles de Madrid, al menos las del centro, lucen su nombre en preciosos azulejos con imágenes que evocan el pasado de la ciudad. Cada uno de ellos esconde detrás una historia fascinante. Hay una Calle de las Amazonas, una Calle de la Berenjena, una Calle de la Lechuga, entre otros nombres curiosos. Pero lo que a nosotros nos llama la atención es la incontable cantidad de sinónimos de calle que te encuentras paseando por Madrid y leyendo sus muros. Cada ciudad, o región en España tiene palabras propias para nombrar calles anchas, estrechas, cuesta arriba o cuesta abajo. Las hay tan sugestivas como el Tránsito de las Ballenas en Gijón o la Ronda del Degolladero (el lugar donde se ejecutaba a los condenados a muerte) en Zamora. Pero Madrid ofrece una impresionante variedad de sinónimos. Carrera (una calle que antes fue camino), Corredera, Pretil (una calle con un pequeño muro de piedra), callejón, cuesta, costanilla (calle corta y en cuesta), pasadizo (calle cubierta por una bóveda), campillo o cava (en referencia a una antigua cueva o túnel cavado al lado de una muralla). Eso en lo que se refiere a calles del viejo Madrid. Si nos fijamos en zonas más modernas de la ciudad, la “oferta” de sinónimos de calle aumenta vertiginosamente: escalinata (una calle situada total o parcialmente sobre una escalera), senda, vereda (originalmente un camino estrecho formado por el paso de personas o animales), galería, vía, paseo, travesía o pasaje. En fin, que las calles de Madrid tienen mil nombres ¡y eso por no hablar de las plazas!  He aquí una pequeña muestra de las que más nos llaman la atención. Ah, por si no conoces la palabra cuando veas las fotos, un mancebo es un chico joven en castellano antiguo. Y el rollo de la Calle del Rollo (palabra que también se refiere a algo muy aburrido o a un papel o pergamino enrollado) hace referencia aquí a un hito, un bloque de piedra que marcaba antiguamente los límites de Madrid. [Show as...

Read More